Nuestro mensaje de fin de año

Hacer un balance de lo actuado durante el año, evaluar el desarrollo de los hechos respecto a las expectativas con las que lo iniciamos, y al mismo tiempo plantear nuevas proyecciones para el entrante, son dinámicas que hemos incorporado cada uno de nosotros, tanto a nivel individual como colectivo.

2018 fue un año donde CAMDEL, sin estar ajeno a la coyuntura socio económica nacional, consolidó su proceso de transformación a nivel de infraestructura y servicios, mejorando, concretando y planificando obras que redundarán en una mejor calidad de asistencia para los usuarios de todo el departamento.

El plan de desarrollo edilicio continuó avanzando más allá de las dificultades que la realidad país pudiera haber presentado. La incorporación de tecnología aplicada al servicio de una asistencia médica que favorezca la atención en el lugar de residencia de los usuarios, se cumplió de acuerdo a lo esperado.

Es lógico entonces que nos sintamos satisfechos por cómo hemos ido logrando los objetivos planteados, pero también debemos ser conscientes que hay mucho por hacer, que hay muchos más desafíos por delante.

El año que viene nos encontrará trabajando en el mejoramiento de la calidad de los servicios que ya se brindan y en la búsqueda de las estrategias que hagan posible la concreción de nuevas opciones, para que el acceso a la mejor calidad asistencial llegue cada día a más personas y de manera más simple.

La puesta en funcionamiento de herramientas tecnológicas en materia de comunicación y servicios, marcará un antes y un después en el relacionamiento entre los usuarios y la institución, agregándole a la calidad y calidez humana que caracteriza nuestra atención, una mejor accesibilidad y una mayor celeridad en la respuesta.

Celebramos desde ya los beneficios que traerán las diversas transformaciones que se irán dando en el correr de un año, que confiamos nos dará muchas razones para brindar por él.