Este año el fin de semana del patrimonio está centrado en la salud en recuerdo del Dr. Manuel Quintela

Muchos han sido los médicos y funcionarios que han dejado gran parte de su vida guiados por su vocación de servicio, haciendo posible el avance ininterrumpido en la calidad de atención, teniendo como prioridad la seguridad del paciente, para guiar, tratar, curar y aliviar a los mismos.
Para entender la realidad de la salud de hoy, compartimos visiones, anécdotas e historias a uno de los fundadores de CAMDEL, el Dr. Edison Beltrame Genta, y al Presidente de la institución, Dr. Juan Carlos Falchetti.

El Dr. Edison Beltrame nos recordaba que en el centro de la ciudad, en la calle Treinta y Tres, funcionó el primer sanatorio de Minas, hasta que en el año 1958 bajo la dirección del Dr. José Luis Morales Arrillaga comenzó a prestar servicios el actual sanatorio, teniendo al Dr. Rufino Rodríguez como el alma del proyección y del trabajo en equipo.

La Sociedad Médica Minuana que funcionaba hasta ese entonces, fue el primer intento de medicina colectivizada del departamento, la que ofrecía atención en los consultorios privados de los médicos integrantes, y asistencia quirúrgica y de internación en el sanatorio, el que tenía horarios acotados de funcionamiento. Beltrame recordó una anécdota que vivió cuando fue a visitar un paciente y se le informó que el sanatorio se cerraba a las 20:00 horas.

Con la conformación de la Unión Médica de Lavalleja como organismo gremial a mediados de los sesenta, se inicia una nueva etapa en la historia de la salud del departamento, la que hasta entonces se limitaba a la medicina privada o a la atención en salud pública. Los cambios en la legislación que se dieron a nivel de las estructuras sanitarias, llevaron a que los gremios médicos comenzara a incorporar organismos asistenciales, que brindaran cobertura médica integral a trabajadores de diferentes grupos que comenzaron a realizar convenios asistenciales.

De esta forma en Lavalleja se creó la OAUMDEL, Organismo Asistencial de la Unión Médica de Lavalleja, la que en el año 1986 se transformó en la Cooperativa de Asistencia Médica de Lavalleja, CAMDEL.

El Dr. Juan Carlos Falchetti, llegó a la ciudad de Minas en el año 1985, realizando en principio guardias de retén de su especialidad (cirugía) en el Sanatorio, asumiendo como natural la costumbre de entonces, de que los médicos de las especialidades básicas (anestesiologpia, cardiología, cirugía, ginecología y pediatría) cubrían también (por la misma remuneración) las guardias del Hospital de manera honoraria.

Falchetti entiende que tanto la medicina, como las relaciones humanas de entonces, eran “más sencillas y más claras” donde no era todo puesto en tela de juicio como siente se pone hoy. Y que esa realidad, se daba tanto en los integrantes de los equipos de salud como en los pacientes, donde el peso de los valores humanos, era mayor en la sociedad en su conjunto, no solamente en un colectivo en particular.

Los cambios que el mundo ha tenido en estos años, han hecho que también cambien las relaciones humanas, donde los avances tecnológicos han aportado una sin número de beneficios no solamente a la medicina sino a la vida cotidiana, pero al mismo tiempo han ido llevando a un aislamiento personal y a un alejamiento de nuestros pares.

Y han sido esos cambios los que han permitido elevar el nivel de atención en el interior, no solamente en lo que refiere a la infraestructura y el equipamiento que hoy en día instituciones como la nuestra disponen, sino al conocimiento científico, a la formación académica, al acceso a la información y formación del cuerpo médico y los integrantes de los equipos de salud.

El Presidente de CAMDEL destaca la incorporación, relativamente reciente, del servicio de cuidados paliativos, que ayuda al paciente y sus seres queridos, a transitar de la manera más digna los momentos más difíciles del ciclo de la vida, como un nuevo eslabón en los cambios del modelo asistencial